0 comentarios / Publicado en por Carson eCommerce Collaborator

NUESTRO SENTIDO DEL OÍDO
Durante las primeras dos semanas después que nacemos, es que empezamos a desarrollar un agudo sentido del oído. Por adaptación de nuestra especie y para sobrevivir, evolucionamos una capacidad auditiva muy aguda.
Gracias a la capacidad de nuestras orejas para captar las ondas sonoras y dirigirlas al aparato auditivo, podemos alcanzar las 100.000 partículas sonoras frente a las 20.000 partículas sonoras que captan ustedes los humanos.
Después de tantos años de convivencia, hemos aprendido a diferenciar tus tonos de voz y podemos interpretar hasta tu estado de ánimo tan sólo con escucharte. Somos Sensibles a los tonos rudos, así como a los amorosos o a los tranquilos y relajados.
Como aprendemos a reconocer los sonidos familiares, eso nos ayuda a reconocer aquellos que son ajenos o que pueden representar un peligro y así te podemos avisar si hay algo raro por ahí.

0 comentarios

Dejar un comentario

Los comentarios en el blog son revisados antes de ser publicados